Archive for January, 2017

España ratifica el Acuerdo del Clima de París: la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética en España

Written by Maria Romero on . Posted in Blog

España ha depositado el instrumento de ratificación (16.01.2017) del Acuerdo de París, que entró en vigor el pasado mes de noviembre. El Acuerdo constituye el primera marco regulatorio internacional, específico para cambio climático, que persigue un modelo de sociedad  sostenible y “descarbonizada”, que abandone progresivamente el consumo de combustibles fósiles y logre frenar el aumento de la temperatura global del Planeta en 1,5 grados, con especial atención a los riesgos e impactos que el cambio climático está produciendo ya, especialmente en los países menos desarrollados, que son, además, los más vulnerables.

Con la entrada en vigor de este Acuerdo en la esfera internacional, en la nacional, sería de rigor,  agilizar la aprobación de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética en España. La necesidad apremiante de regular sobre uno de los mayores retos a los que se enfrenta la sociedad actual y las generaciones futuras, exige consensoambición y celeridad.  Requiere disponer, entre otros, de una batería de objetivos y medidas internas concretas, tanto en mitigación como en adaptación y su integración en todas las políticas sectoriales; precisa contar con músculo financiero inteligente (“Smart finance”) y ciertos mecanismos razonables de fiscalidad ambiental, así como propiciar las condiciones oportunas para mejorar la competitividad en innovación y tecnología. Sectores que a día de hoy, son lo suficientemente maduros, para reducir la intensidad energética en nuestro país, operar cambios sustanciales en los modelos de transporte, o mejorar la eficiencia en la gestión de recursos vitales como el agua.

Es clave, además, renovar la confianza inversora en el sector de las renovables, minado por políticas energéticas, cuando menos, desafortunadas en su planteamiento y en su ejecución: De hecho, las grandes marcas españolas, llevan tiempo consolidando su posición con grandes proyectos de renovables en el mercado exterior. Parece como si, a nivel doméstico, siguiéramos interesados en mantener un clientelismo que frena el potencial de crecimiento de las renovables (no se entiende desincentivar temas como el autoconsumo, el “impuesto al sol”, la falta de cuotas específicas para cada tecnología en las subastas de energías renovables, o el apoyo desigual a determinados recursos renovables).

Y hay apostar de una vez, y sin ambages, por la eficiencia energética. No tiene sentido seguir apoyando modelos energéticos obsoletos e infraestructura clásicas, de segunda generación, cuando actualmente, los países más avanzados de Europa llevan tiempo preparándose para una “Revolución energética”, que tendrá poco que ver con nuestro sistema actual (baste recordar que Alemania  en 2015, ya producía un 30% de la energía a partir de energías renovables, y que actualmente puede producir hasta el 50% de la energía eléctrica. Y no es el único en dar pasos en esta dirección: Escocia, Dinamarca, Holanda, Francia, etc.).

En España, ya hay algunos ejemplos de regulación regional sobre Cambio Climático: Cataluña, tiene su propio Proyecto de Ley de Cambio Climático, aprobado a primeros del año pasado, y Andalucía aprobó en septiembre un Anteproyecto, en el que se contemplan medidas como planes municipales de cambio climático, el régimen jurídico de la huella de carbono en productos y servicios, la integración de la adaptación al cambio climático en los instrumentos de planificación, y un Fondo de CO2.

El desafío al que nos enfrentamos requiere sentido común, compromiso, un esfuerzo global y cohesionado del sector público y privado, y de la sociedad en su conjunto. No hay recetas mágicas.