Más energía limpia para las Islas Canarias

Actualmente, las Islas Canarias se encuentran en una posición destacada en el desarrollo de energías renovables a nivel europeo. No es casualidad, por tanto, que el pasado 5 de noviembre se celebrase en Lanzarote el II Foro “Clean Energy for EU Islands” con la presencia de distintas organizaciones de ciudadanos, gobiernos locales, empresas y centros de investigación con el objetivo de compartir las mejores prácticas y soluciones de integración de renovables, así como mejorar la colaboración para avanzar en la transición de energía limpia en las islas dentro del territorio de la UE.

El interés de la UE en las islas se puso de manifiesto en noviembre de 2016, con la publicación de la Comunicación sobre “Energía Limpia para todos los europeos” donde se señala a las islas con el potencial para convertirse en un referente internacional en el desarrollo de energía limpia, convirtiéndose así en agentes clave para el desarrollo de las futuras políticas energéticas.

Un claro ejemplo de estas políticas es el anuncio, por parte del Gobierno de Canarias, de la creación del mayor campo eólico flotante del mundo al sureste de la isla, donde existe una gran presencia de este recurso. Con una potencia instalada de 200 MW y otros 100 MW destinados a la experimentación de nuevas tecnologías, podría estar operativo en el año 2025. En la actualidad, Hywind Escocia es el único parque de similares características, con una potencia de 30 MW y localizado en las aguas del mar del Norte. Se calcula que el impacto económico de esta instalación sería de 950 millones en el PIB nacional, concentrándose principalmente en Canarias.

El desarrollo de esta nueva tecnología responde al escaso territorio, en muchas ocasiones protegido, de las islas y a la alta presencia del recurso eólico en aguas canarias.

En este archipiélago, la futura instalación se uniría a la próxima central hidroeléctrica reversible de Chira Soria que, con una potencia de 200 MW y una inversión de 320 millones de euros, aprovechará el excedente de energía renovable para el bombeo, aguas arriba, del agua que posteriormente se utilizará para generar energía eléctrica en aquellos momentos que exista una menor cantidad de recurso renovable. Las obras comenzarán en el 2020.

Estos nuevos proyectos, forman parte de una tendencia al alza del impulso de la energía renovables en Canarias, que ha duplicado la potencia instalada en los últimos tres años, pasando de 330 MW en 2015 a 660 MW en 2018, lo que supone poder abastecer con fuentes renovables el 20% de la demanda total de energía de Canarias.

A este empuje de las energías renovables desplazando a los combustibles fósiles, se suma, la reciente publicación de un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (INF/DE/062/18) en el que desaconseja, por segunda vez, la construcción de la regasificadora de Granadilla, en la isla de Tenerife, impulsada por la Enagás (GasCan). Entre los argumentos esgrimidos por la CNMC, está la inviabilidad económica del proyecto que, según la propia CNMC generaría más costes que ingresos, y la insuficiente demanda en un territorio, en el que poco a poco, han ido ganando terreno los recursos energéticos renovables.

Maria Jesus Romero Olid
maria.romero@elcuboverde.com
No Comments

Post A Comment