El futuro de los plásticos

Written by Maria Romero on . Posted in Blog, residuos

Autores: María Jesús Romero y Adrián Ortiz.

La sociedad del siglo XXI vive inmersa en un universo de plásticos. La presencia de este material en nuestra vida diaria es incontestable. Envases, utensilios de hogar, dispositivos electrónicos, mobiliario, alimentos preparados, ropa y calzado, vehículos, edificación, etc., han contribuido de forma decisiva en el desarrollo económico, la seguridad alimentaria y sanitaria.
El plástico es un material polimérico que tiene la capacidad de ser moldeado o conformado, generalmente mediante la aplicación de calor y presión. Esta definición abre un campo tan amplio como parece: bajo el paraguas del término plástico se aglutinan una serie de compuestos con diversos grados de rigidez. A modo de ejemplo, el tereftalato de polietileno (PET) de las botellas de agua, el cloruro de polivinilo (PVC) de las tuberías o el poliestireno (PS), cuya versatilidad hace que esté presente en la composición de envases de yogur o en embalajes industriales de porexpán.

plásticos
A la hora de hablar de plásticos, hay que hacer una clara distinción entre los dos grandes tipos de polímeros: los termoplásticos y los termoestables. Mientras que los primeros son maleables al calentarse, después de haberse formado el polímero y haberse enfriado, los segundos carecen de dicha característica. Esta cualidad, que hace a los plásticos termoestables resistentes y duraderos, los hace imposibles de reciclar. Por otro lado, los termoplásticos, entre los cuales se encuentran el PET (tereftalato de polietileno), PVC, (policloruro de vinilo) PS (poliestireno), son reciclables y forman parte de la economía circular.
La regulación de los plásticos en el marco de la Unión Europea desde una perspectiva ambiental, tuvo en su origen una base mercantil, que pretendía eliminar las posibles distorsiones en el mercado común, fruto de la disparidad de disposiciones en los diferentes Estados miembros relativas a los residuos. Al mismo tiempo, la Directiva 75/442/CEE quería cumplir un segundo objetivo, protegiendo la salud y al medio ambiente, contra los efectos perjudiciales causados por la recogida, el transporte, el tratamiento, el almacenamiento y el depósito de los residuos. Esta Directiva, fomentaba la prevención, el reciclado y la transformación de los desechos.
En los años siguientes, se aprobaron otras normas más específicas para determinadas categorías de residuos: Un ejemplo es la Directiva 85/339/CEE del Consejo, de 27 de junio de 1985 sobre envases de alimentos líquidos, que promovió el reciclado y relleno de estos envases de papel, cartón, plástico o cualquier otro material, así como la eliminación de los envases usados, con el fin de reducir el impacto sobre el medio ambiente y fomentar la reducción del consumo de energía y de materias primas. En ella, se exige a los Estados miembros la aprobación de programas para reducir el peso y/o el volumen de los envases para alimentos líquidos, contenidos en los residuos domésticos.
Esta norma, derogada por la Directiva 94/62/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de diciembre de 1994, para incluir a todos los envases puestos en el mercado y a todos los residuos de envases, establece, por primera vez, objetivos de tasas de reciclado y revalorización para los residuos plásticos, sistemas de marcado e identificación de residuos para favorecer su recogida, reutilización y reciclado, la eliminación progresiva de la presencia de metales pesados y otras substancias peligrosas, y el registro de las cantidades de envases consumidos y reutilizados en el territorio nacional, diferenciados, por categorías de material, pero sin desagregar los diferentes tipos de plásticos.
La legislación posterior fue abarcando otros aspectos de los residuos plásticos, (tasas de reciclado, tipos de materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos, etc.), dando prioridad, tal y como se refleja en la Directiva marco sobre los residuos 2008/98/CE, a la prevención de residuos, la reutilización y el reciclaje, sobre la valorización, incluida la valorización energética, y la eliminación.
No obstante, a día de hoy, sigue habiendo una contradicción entre el marco legislativo y las prácticas reales de gestión de residuos. Los vertederos siguen siendo una vía importante de eliminación de los residuos plásticos en muchos Estados miembros.

En el Libro Verde de la Comisión Europea sobre “Una Estrategia Europea frente a los residuos de plásticos en el medio ambiente”(COM/2013/0123 final), se pone de manifiesto este contraste, apuntado además a la gestión deficiente e incluso ilegal de estos residuos, que redunda en pérdidas importantes de recursos potenciales y en la pérdida de oportunidades de reciclaje en Europa, en los casos de exportación, dado que los residuos plásticos, al estar clasificados como no peligrosos pueden exportarse a países no miembros de la OCDE, principalmente los asiáticos, demandantes de materia prima y con mano de obra barata.
Los acontecimientos que se han producido en la primera mitad de 2018, son claves para el futuro de los residuos plásticos en la Unión Europea, y supondrán un antes y un después en el ciclo de vida de estos materiales: uno es la prohibición en vigor, anunciada por China a partir de 2018, de la importación de 24 categorías de residuos sólidos, entre ellos los desechos de plásticos. La República de China, mayor importador mundial de estos residuos desde los años 80, ha basado su decisión en los graves problemas ambientales y de salud que este flujo comercial, deficientemente gestionado, ha generado: en 2003, un estudio realizado en Guiyu, provincia de Guangdong, y enclave para el reciclaje de productos electrónicos, reveló que un 80% de los niños, tenían niveles excesivos de plomo en la sangre . El aumento del precio de la mano de obra y una menor demanda de materias primas, han sido otras razones que han contribuido a esta prohibición.

En 2016, según las estadísticas de la base de datos Comtrade de la ONU, China importó 7,35 millones de toneladas de plástico, un 55,3% del total mundial. Si se incluyen los residuos que entraron a través de Hong Kong (que los reexportó casi todos hacia China continental), la cifra alcanza los 10,2 millones de toneladas, casi un 70% del total . España, por ejemplo, envió 207.835 toneladas de plásticos hacia este país (incluyendo Hong Kong) en el año 2016, un 65% del total exportado. Con la prohibición china, millones de toneladas de plástico deberán encontrar un nuevo destino. Se apunta a países como India y naciones del sudeste asiático como Malasia, Tailandia o Vietnam, aunque ninguna de ellas tiene la capacidad de reciclaje de China.

mapa

El segundo acontecimiento, muy ligado al anterior, es la aprobación en junio de 2018 del “Waste Package” o paquete de Directivas de residuos, en el marco del Plan de Acción de Economía Circular de la Comisión Europea adoptado en diciembre de 2015, con objetivos individualizados de reutilización y reciclaje jurídicamente vinculantes para los residuos municipales y diferentes materiales de residuos de envases, así como la disminución de entrada de residuos en vertederos. Los Estados miembros de la UE tendrán que cumplir los siguientes objetivos para los residuos municipales y materiales de residuos:
Para 2025, 2030 y 2035, respectivamente, se aumentará la preparación para la reutilización y el reciclado de residuos municipales hasta un mínimo de los siguientes porcentajes:

Captura de pantalla 2018-08-03 a las 12.10.12

 

Los fabricantes de productos plásticos incluidos en los regímenes de responsabilidad ampliada del productor, establecidos por la normativa UE, deberán asumir la responsabilidad de la gestión de la fase de residuo de sus productos, para lo que se les exigirá una contribución financiera.

A esto se suma el objetivo de que para 2035 solo un 10% de los residuos municipales generados, pueda acabar en los vertederos.

¿Cómo afectará a la Unión Europea, y en particular a España, los nuevos objetivos para los residuos de plástico?
Europa genera anualmente, alrededor de 25,8 millones de toneladas de residuos de plástico, (más de la mitad correspondiente a residuos de envases), de los que menos del 30% son reciclados. A ello se une una escasa demanda de plástico reciclado, que representa tan solo un 6% sobre la demanda total en Europa.
Una parte importante de los residuos plásticos son enviados a terceros países no OCDE con normativa ambiental menos estricta. Además del impacto ambiental, el económico tampoco es desdeñable: se calcula que el 95% del valor del material de embalaje de plástico, es decir, entre 70.000 y 105.000 millones de euros anuales, se pierden después de un ciclo muy breve de primer uso.
Al mismo tiempo, las tasas de vertido y de incineración de residuos de plástico siguen siendo elevadas (31% y 39%, respectivamente) y mientras que las primeras se han ido reduciendo en los últimos años, la incineración ha aumentado.

Captura de pantalla 2018-08-03 a las 12.12.31

Además de los ya comentados, hay otros desafíos adicionales a los que se enfrenta al sector de producción de plásticos y la gestión de sus residuos en Europa:
– Para 2025 las botellas de bebidas deben recogerse de manera separada del resto de plásticos, llegando a un 90% de tasa de reciclaje de estos envases.

– En 2030 todo el plástico que no sea termoestable en Europa deberá ser reciclable. Esto afecta al grupo de los termoplásticos, presentes en nuestra vida cotidiana y utilizados masivamente en la fabricación de:

. Monturas de gafas, vasos de plástico, bandejas de huevos, envases, aislamientos para la construcción, etc. (poliestireno, PS y poliestireno expandido, EPS).
. Botellas para agua, refrescos, zumos, productos de limpieza, etc. (tereftalato de polietileno, PET).
. Marcos de ventanas, perfiles, revestimientos de suelos y paredes, tuberías, aislamiento de cables, mangueras de riego, piscinas hinchables, etc. (policloruro de vinilo, PVC).
. Bolsas reutilizables, bandejas y recipientes, film agrícola (polietileno de baja densidad, LDPE), film para envasado de alimentos (polietileno de baja densidad lineal,LLDPE), etc.
. Envases de alimentos, envoltorios de caramelos y aperitivos, tapones bisagra, recipientes aptos para microondas, tuberías, piezas de automóvil, billetes, (polipropileno, PP) etc. Este último grupo genera el 19,3% de la demanda de los transformadores de plásticos en Europa por polímero.

– La restricción y limitación del empleo de plástico para determinados usos es otra medida que tendrá efectos en el mercado: platos, cubiertos de plásticos, pajitas, bastoncillos, etc. están entre los productos plásticos que desaparecerán de los mercados europeos. Los recipientes de alimentos también deberán reducirse significativamente, aunque se deja al criterio de cada estado miembro el sistema para llevar a cabo dicha reducción.

Todas estas medidas van a tener un impacto a corto y medio plazo en la industria del plástico en Europa, que engloba a cerca de 60.000 empresas del sector, con un volumen de negocio de 350.000 millones de euros en 2016, y que da empleo directo a más de 1,5 millones de personas en Europa. Esta industria produjo 60 millones de toneladas de productos plásticos, incluyendo materiales plásticos (termoplásticos y poliuretanos) y otros plásticos (termoestables, adhesivos, revestimientos y sellantes).
Con respecto a los residuos de plásticos, aunque algunos países de la UE, han buscado mercados alternativos a China para gestionar parte de su residuos, duplicando las cifras de exportación a países como Vietnam o Tailandia en el último año, el desafío al que se enfrentan los residuos plásticos es otro: reducir la producción en origen, aumentar las tasas de reciclado y generar un mercado para los materiales reciclados.

. Prevenir en origen: menos bolsas de plásticos, reducir el sobreenvasado, sustituir plásticos con mayores problemas ambientales por materia prima más sostenible y producir material y productos plásticos dentro de una estrategia de economía circular, en la que solo tengan cabida materiales reciclables y bioreciclables.
. Reciclar: se trata prácticamente de doblar y, en algunos casos, hasta triplicar las tasas de reciclado actuales, creando la infraestructura adecuada en los propios países para recuperar y reciclar estos recursos.
. Economía circular: Es un pilar fundamental para reducir la producción de residuos de todo tipo. Los fabricantes deben incluir el análisis del ciclo de vida en sus productos y responsabilizarse de la fase “residuo”, y la sociedad en general y las administraciones en particular, deben esforzarse en erradicar un modelo de consumo de “usar y tirar”, inviable en todos los sentidos.

Detrás de cada compra, servicio o consumo directo, hay un ciclo de vida que incluye la cadena de gestión de residuos (logística, almacenamiento, tratamiento, valorización..etc.) con implicaciones ambientales, sociales y económicas: desde utilizar un vaso de plástico de un dispensador de agua a comprar una piscina de plástico o un artículo de merchandising. Todo acaba en residuo desechable si no se puede valorizar.

 

El sector del plástico en España y los residuos:

En 2016, y según estudios de la asociación Europe Plastics , en España se recogieron 2,3 millones de toneladas de residuos plásticos post-consumo a través de los diferentes esquemas oficiales de recogida de residuos. De ellos, un 37% se destinó a reciclaje y un 17% a recuperación energética, siendo el vertedero, con un 46%, la opción de destino principal.
En el segmento de los residuos de envases de plástico la situación es significativamente mejor. Aproximadamente un 45,4 % de los residuos de envases de plástico en España se reciclan, lo que supone un aumento de la tasa de reciclado del 80% en 2016, con respecto a las cifras de 2006, situándose por encima de la media europea, que está en un 40,8% (2016). El 38,2% se destina a vertedero y 16,4% recuperación energética.

Captura de pantalla 2018-08-03 a las 12.16.30

Si nos comparamos con nuestros socios europeos, España es el segundo país europeo que más plástico recicla por habitante, pero también el que más plásticos manda a vertedero (23 kg. por persona al año), con el desperdicio que conlleva de materia prima reutilizable o reciclable, la pérdida económica de millones de euros, los efectos sobre la salud y el impacto ambiental para el suelo, el agua o el aire (los residuos representan el 4% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en España, sin contabilizar la incineración para valorización energética).

España, tiene ante sí, varios frentes abiertos referidos a la gestión de residuos, con implicaciones directas para los residuos plásticos, en particular:

. Exportación de residuos plásticos: Según datos del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), en el año 2016 (el último período completo del que hay datos) se exportaron a China un total de 138.338,81 toneladas de “desechos, desperdicios y recortes de plástico” por un valor de 36.318.781,51 millones de euros.
La prohibición de China de importar residuos plásticos domésticos implica buscar nuevos destinos y plantas de tratamiento para estos residuos. Este flujo de residuos plásticos que no se gestionan en España, no debería acabar en países con una legislación más laxa o en centros dónde no se tratan adecuadamente. El vertedero tampoco es la solución.

. Vertederos incontrolados: En 2007 la Comisión Europea abrió un expediente contra España tras detectar la presencia “vertederos ilegales”. Después de varios intercambios de escritos y tras algunas reuniones adicionales, el 26 de septiembre de 2014 la Comisión remitió a las autoridades españolas un dictamen motivado en el que se concluía que, respecto a 63 vertederos incontrolados en desuso pero aún sin sellar ni regenerar, el Reino de España había incumplido las obligaciones que le incumbían en virtud de los artículos 13 y 15 de la Directiva 2008/98.
Al año siguiente, en diciembre de 2015, la Comisión Europea emplazó a nuestro país a actuar en los al menos, 291 vertederos incontrolados existentes en esa fecha en el territorio español , después de haber iniciado una investigación preliminar en la que se pedía a las autoridades españolas que presentaran observaciones acerca del cumplimiento de las obligaciones establecidas en la Directiva en relación con la persistencia de vertederos de residuos ilegales.
Esta situación desembocó, finalmente, en dos sentencias condenatorias del Tribunal de Justicia la UE contra en 2016 y 2017, por la existencia de más de 60 vertederos incontrolados no clausurados en España . Ninguna de las dos conllevó sanciones económicas y aunque la situación se ha revertido bastante, aún existen vertederos incontrolados. Recientemente, el Ejecutivo Europeo ha amenazado con denunciar ante el TUE y con pedir sanciones económicas contra España, dado que a día de hoy aún siguen pendientes las obras de clausura, sellado y regeneración de 22 vertederos (uno en Andalucía, 19 en las Islas Canarias y dos en Murcia).

. Planes de gestión de residuos: España al igual que el resto de países de la UE, tiene que presentar la planificación de residuos en todo el territorio nacional y sus revisiones y/o actualizaciones. En concreto, debería haber establecido planes de gestión de residuos para todo el territorio antes del 12 de diciembre de 2010, tarea que no se ha completado hasta la fecha. La Comisión Europea abrió un expediente a España por este hecho en 2016.
Según la información consultada, los planes de gestión de residuos para cuatro comunidades autónomas (Aragón, Baleares, Canarias y Madrid) y la ciudad autónoma de Ceuta, aún no se han presentado a la Comisión Europea. Estos planes deben revisarse y actualizarse cada seis años. En su paquete de decisiones sobre procedimientos de infracción correspondiente al mes de junio, la Comisión Europea ha emprendido acciones jurídicas contra España ante el Tribunal de Justicia de la UE por no establecer ni revisar los planes de gestión de residuos con arreglo a los requisitos sobre las normas de la UE para la Directiva marco sobre residuos (Directiva 2008/98/CE).

. Presencia de residuos plásticos en el medio ambiente: la presencia de plásticos y “microplásticos” en los mares y océanos del planeta, destino final después de haber transitado por ríos, playas, arenales, etc. se ha convertido en un problema mundial de primer orden. Sus repercusiones tanto para el entorno como para las especies que lo habitan, son o deberían ser, a estas alturas, bien conocidas. La basura marina puede permanecer cientos de años en el medio ambiente antes de descomponerse y los microplásticos empiezan a estar presentes en la cadena alimenticia, con los riesgos que esto puede suponer además para la salud.
En España existe, desde 2013 un “Programa de seguimiento de las basuras marinas en playas” que se desarrolla estacionalmente en 26 playas del litoral español. Su objetivo es contar y clasificar los objetos encontrados según su tipología (plástico, goma, madera, papel y cartón, vidrio, metal, tela, artículos higiénico-sanitarios, residuos médicos y otros), comparar la situación en las diferentes playas españolas, calcular tendencias y facilitar información sistemática que permita el establecimiento de medidas orientadas a reducir las basuras que llegan al medio marino. El mayor porcentaje de residuos recogidos corresponde a basuras plásticas, situándose entre un 60 y un 70%.
En los últimos años, diversas iniciativas de ONGs españolas y partenariados públicos y privados están llevando a cabo proyectos e iniciativas para paliar esta situación: asociaciones no gubernamentales como la asociación territorial de ámbito estatal AEBAM (Asociación Española de Basuras Marinas), que en colaboración con sus asociados, realiza labores de concienciación, divulgación e investigación.

 

No obstante, nos encontramos de nuevo, con un problema ambiental de alcance mundial que debe abordarse con un enfoque “Top-down” que defina objetivos globales y acciones específicas. Las alianzas entre los gobiernos, la industria del plástico y la ciudadanía en general, son claves para reducir la presencia de estos residuos en el medio ambiente. Campañas como “Mares Limpios” liderada por Naciones Unidas o #Sin contaminación por plásticos, así como la prohibición de plásticos desechables no reutilizables, están teniendo un efecto de réplica cada vez mayor, extendiéndose a numerosos países.

En definitiva, el futuro de los plásticos depende de lo sostenibles que puedan llegar a ser en el futuro. Tiene que producirse un equilibrio real entre las indudables ventajas de este material y los perjuicios que ocasiona si no se tiene en cuenta un análisis de su ciclo de vida integral. Por delante hay una ingente tarea a todos los niveles.

 

Nota del autor:
Este artículo se ha escrito con el único fin de servir de herramienta de divulgación, haciendo un resumen general de la situación actual de los residuos plásticos y las perspectivas de futuro. El tiempo dedicado a recopilar información y a redactar este artículo, es nuestra forma de contribuir, con la mejor intención, a concienciar sobre un problema ambiental de primer orden.

El Cubo Verde, soluciones ambientales S.L.
Autores: María Jesús Romero y Adrián Ortíz

El Cubo Verde, consultora adjudicataria del Reporting del Convenio de Barcelona y sus Protocolos

Written by Maria Romero on . Posted in Blog

El Cubo Verde realizará para el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el Contrato de Apoyo Técnico para el Proceso de notificación de la aplicación del Convenio de Barcelona y sus Protocolos en España.

El reporting se realizará para los bienios correspondientes a 2012-13 y 2014-15.

España como signataria y parte del Convenio para la Protección del Medio Marino y la Región Costera del Mediterráneo (Convenio de Barcelona) al igual que otros 21 países mediterráneos, debe informar periódicamente de los avances realizados en la implementación del citado Convenio y sus Protocolos:

  1. Protocolo sobre la prevención de la contaminación causada por vertidos desde buques y aeronaves (“Protocolo de Inmersión o Dumping”). Adoptado en 1976 y en vigor desde 1978. En 1995 fue enmendado. España ratificó esta enmienda en 1999.
  2. Protocolo sobre cooperación para combatir la contaminación en situaciones de emergencia causadas por hidrocarburos y otras sustancias perjudiciales (“Protocolo de Emergencia o Emergency Protocol”). Sustituido en 2002, en vigor desde 2004, ratificado por España en 2007.
  3. Protocolo sobre la protección del Mediterráneo contra la contaminación de origen marino y terrestre (“Protocolo COT o Land-based Sources Protocol”). Aprobado en 1996, en vigor desde mayo 2008, ratificado por España en 1999.
  4. Protocolo sobre áreas protegidas (Ginebra, 1982) que en 1995 se convierte en el Protocolo sobre Zonas Especialmente Protegidas y Diversidad Biológica en el Mediterráneo (“Protocolo ZEPIM”). Aprobado en 1995, en vigor desde 1999, ratificado por España en 1998.
  5. Protocolo para la protección del Mediterráneo contra la contaminación resultante de la exploración y explotación de la plataforma continental y del fondo del mar y su subsuelo (Madrid, 1994) (“Protocolo Offshore”). Aprobado en 1994, en vigor desde 2011, no ha sido ratificado por España.
  6. Protocolo sobre la prevención de la contaminación del mar Mediterráneo por movimientos transfronterizos de desechos peligrosos y su eliminación (Hazardous Wastes Protocol). Aprobado en 1996, en vigor desde 2008, no ha sido ratificado por España.
  7. Protocolo relativo a la Gestión Integrada de las Zonas Costeras del Mediterráneo (Almería, 2008) (Protocolo GIZC) Aprobado en 2008, en vigor desde 2011, ratificado por España en 2010.

Su ámbito geográfico de aplicación son las aguas marinas e interiores del mar Mediterráneo, limitadas al oeste por el meridiano que pasa por el cabo Espartel, y por el este por los límites del estrecho de los Dardanelos entre los faros de Mehmetck y Kumkale.

 

El Cubo Verde participará en la Jornada “Emisiones en instalaciones de combustión de biomasa y su financiación climática”, en la Feria Internacional ExpoBiomasa

Written by Maria Romero on . Posted in Blog

Jornada sobre “Emisiones en instalaciones de combustión de biomasa y su financiación climática”

Martes 26 de SEPT, 2017. 16:00 – 18:00 h. Sala 4. Feria Internacional ExpoBiomasa (Valladolid).

El objeto de esta Jornada es doble:

  1. Dar a conocer los nuevos requisitos de obligado cumplimiento para instalaciones de combustión de mediana potencia (1-50 MW) que utilizan Biomasa con la trasposición, a más tardar el próximo 19 de Diciembre de 2017, de la Directiva 2193/2015 sobre la limitación de las emisiones a la atmosfera de determinados agentes contaminantes procedentes de las instalaciones de combustión mediana. Se expondrán los valores límites de aplicación para estas instalaciones y los plazos de obligado cumplimiento para dar respuesta a los mismos.
  2. Analizar las diferentes herramientas actualmente existentes, a nivel nacional, que permiten obtener ingresos directamente asociados al volumen de emisiones de gases de efecto invernadero evitadas mediante instalaciones de biomasa.

La Jornada está organizada por Avebiom, “Canal Clima para empresas”, Tecnalia, ATISAE y El Cubo Verde, soluciones ambientales.

Link: http://www.expobiomasa.com/es/emisiones

 

Ayudas directas a municipios de menos de 20.000 habitantes: Programa Operativo FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020

Written by Maria Romero on . Posted in Ayuntamientos, Eficiencia energética, Energia, financiación climática, medio ambiente, Reducción de emisiones de CO2

Concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en en el marco del Programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020 (Real Decreto 616/2017, de 16 de junio).

El Cubo Verde, colabora, desde hace unas semanas, con varios municipios de Castilla y León, interesados en presentar sus propuestas a esta línea de ayudas.

A partir de mañana, los municipios españoles con una población de derecho de menos de 20.000 habitantes, o agrupaciones de municipios en los que cada uno de ellos tenga menos de 20.000 habitantes de una misma comunidad autónoma, incluyéndose, además, las ciudades de Ceuta y Melilla, podrán solicitar ayudas directas a proyectos singulares que mejoren la eficiencia energética de las instalaciones, reduzcan las emisiones de CO2 y contribuyan a la implementación de energías renovables, TICs y o planes de movilidad sostenible.

Cada medida debe cumplir con unos requisitos técnicos distintos, en función de su tipología: auditorías energéticas previas, acreditación de mejora de al menos 1 letra en la calificación energética en emisiones de CO2 del edificio, un porcentaje mínimo de ahorro de energía que oscila entre el 5% y el 30%, …etc.

Los proyectos singulares también están sujetos a unos criterios de inversiones, cuyos costes elegibles mínimos, deberán superar cantidades entre 25.000 y 100.000 euros.

Las ayudas oscilan entre un 50% y un 80% de ayuda directa, en función de la Comunidad Autónoma donde se encuentre el municipio.Con el fin de evitar una excesiva concentración de ayudas a favor de un mismo ayuntamiento, se establece un límite de subvención máxima por ayuntamiento por importe de 5.000.000€.  Un mismo ayuntamiento podrá presentar a esta convocatoria tantos proyectos distintos como desee, bien de forma individual o bien a través de entidades supralocales que agrupen proyectos (diputación, mancomunidad, etc.), siempre que el importe total de la ayuda que le pudiera corresponder, de forma acumulada para todos los proyectos solicitados tanto de forma individual como agrupada, no supere este valor máximo.

Dichas ayudas se agrupan en 3 grandes objetivos:

  • Objetivo Específico: OE 431:

    Eficiencia energética en la edificación y en las Infraestructuras y servicios Públicos (Medidas 1 a 7):

    CUADRO RESUMEN ayudas Ayuntamientos 1
    CUADRO RESUMEN ayudas Aytos Medidas 1 a 7-1

  • Objetivo Específico: OE 451

    Movilidad urbana sostenible: Transporte urbano limpio, transporte colectivo, conexión urbana-rural, mejoras red viaria, transporte ciclista y desarrollo de sistemas de suministro de energías limpias (Medida 8)

    Cuadro resumen Ayudas Aytos Medida 8Cuadro resumen Ayudas Aytos Medida 8-1

  • Objetivo Específico: OE 432:

    Aumentar el uso de las energías renovables para producción de electricidad y usos térmicos en edificación y en infraestructuras públicas, en particular favoreciendo la generación a pequeña escala en puntos cercanos al consumo (Medidas 9 a 17)

  • Cuadro resumen Ayudas Aytos Medidas 9 A 17Cuadro resumen Ayudas Aytos MedidaS 9 A 17-1Cuadro resumen Ayudas Aytos MedidaS 9 A 17-2 

 

El Cubo Verde participa en la Jornada Debate de Greenpeace en el Décimo Aniversario del Informe “Renovables 100%”

Written by Maria Romero on . Posted in Blog, Eficiencia energética, Energia, Reducción de emisiones de CO2

El 5 de junio, y coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, Greenpeace celebró el décimo aniversario de la publicación del estudio “Renovables 100”.

Para ello, reunió a 15 personas de diferentes sectores (empresa eléctrica, regulador, renovables, consumidores, activistas, universidad, economía, investigación, política) para debatir en torno a tres sencillas y directas cuestiones:

  • ¿Cómo estábamos hace 10 años y qué aportó “Renovables 100%?
  • ¿Cómo estamos hoy: más cerca o más lejos de un sistema 100% renovable?
  • ¿Cómo nos quisiéramos ver dentro de 10 años y qué papel puede jugar vuestro sector para impulsar la transición a un sistema 100% renovable?

A este evento, fue invitado a participar El Cubo Verde, junto con representantes deANPIER (Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos) CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas), ; Endesa, Fundación Renovables, OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), APPA (Asociación de Productores de Energías Renovables), Instituto de Investigación Tecnológica, de Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ICAI) de la Universidad Pontifica Comillas, y las empresas Terra, Destinia, Geotlander y Ecooo.

Desde nuestra experiencia, y la que han compartido con nosotros los clientes finales, que apuestan por invertir en tecnologías limpias, hicimos hincapié en la importancia de no disociar la eficiencia energética de las energías renovables, dado que es imprescincidible, que además de energías renovables, haya instalaciones eficientes, que reduzcan la intensidad energética y la huella de Carbono.

Además, El Cubo Verde, constatando la mejora indudable del sector de las renovables en España, subrayó, no obstante, las barreras que siguen existiendo tanto a nivel administrativo, como regulatorio y financiero.

 

Segunda Convocatoria del Programa de ayudas a la eficiencia energética en PYMEs y gran empresa del sector industrial (2017)

Written by Maria Romero on . Posted in Eficiencia energética, Energia, Industria, Proyectos, Reducción de emisiones de CO2

Segunda convocatoria 2017 del Programa de Ayudas PARA ACTUACIONES DE EFICIENCIA ENERGÉTICA EN PYME Y GRAN EMPRESA DEL SECTOR INDUSTRIAL. Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Descripción general: Este Programa de ayudas está dirigido a la Pequeña y Mediana Empresa (PYME) y grandes empresas del sector industrial.

Las ayudas revisten la modalidad de entrega dineraria sin contraprestación (hasta 30%), condicionada a la realización de las actuaciones.

Las actuaciones susceptibles de ayuda serán seleccionadas en régimen de concurrencia simple, siendo incompatibles con cualesquiera otras concedidas para la misma finalidad.

Objetivos: incentivar y promover la realización de actuaciones en el sector industrial que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono, mediante la mejora de la eficiencia energética, contribuyendo a alcanzar con ello los objetivos de reducción del consumo de energía final que fija la Directiva 2012/27/UE.

 

  • Tipología de actuaciones acogidas al Programa:

Para poder acogerse al Programa, las actuaciones habrán de conseguir una reducción de las emisiones de dióxido de carbono y del consumo de energía final, mediante la mejora de la eficiencia energética con respecto a su situación de partida y cumplir con las condiciones establecidas en las bases.

Las actuaciones deben de ser realizadas por PYME o grandes empresas en instalaciones del sector industrial cuyo CNAE 2009 se encuentre dentro de los siguientes:

07 Extracción de minerales metálicos.

08 Otras industrias extractivas.

09 Actividades de apoyo a la industria extractiva.

10 Industria de la alimentación.

11 Fabricación de bebidas.

12 Industria del tabaco.

13 Industria textil.

14 Confección de prendas de vestir.

15 Industria del cuero y del calzado.

16 Industria de la madera y corcho, excepto muebles, cestería y espartería.

17 Industria del papel.

18 Artes gráficas y reproducción de soportes grabados.

20 Industria química.

21 Fabricación de productos farmacéuticos.

22 Fabricación de productos de caucho y plásticos.

23 Fabricación de otros productos minerales no metálicos

24 Metalurgia; Fabricación de hierro, acero y ferroaleaciones.

25 Fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria y equipo.

26 Fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos.

27 Fabricación de material y equipo eléctrico.

28 Fabricación de maquinaria y equipo n.c.o.p.

29 Fabricación de vehículos a motor, remolques y semirremolques.

30 Fabricación de otro material de transporte.

31 Fabricación de muebles.

32 Otras industrias manufactureras.

33 Reparación e instalación de maquinaria y equipo.

Las actuaciones de ahorro y eficiencia energética deberán cumplir con los requisitos que se establecen en el anexo I y se deben encuadrar en una o varias de las siguientes tipologías:

  1. Mejora de la tecnología en equipos y procesos industriales: promover inversiones en sustitución de equipos e instalaciones así como sistemas auxiliares consumidores de energía, por otros que utilicen tecnologías de alta eficiencia energética o la mejor tecnología disponible con objeto de reducir el consumo energético y las emisiones de CO2.

  Inversión elegible: igual o superior a 75.000 € y máximo de 4.000.000 de €.

  Ratio económico-energético máximo: 14.379 € (inversión elegible)/Tep (ahorro energía final).

  1. Implantación de sistemas de gestión energética:debe comprender las actuaciones necesarias, tanto a nivel de medición de las variables de consumo de energía, como para la instalación de los elementos de regulación y control de los parámetros de proceso e implementación de los sistemas informáticos para el análisis, regulación y control, así como para el funcionamiento óptimo de la instalación, reducción de los consumos energéticos y de costes, disminución de emisiones y para proporcionar la información de forma rápida y precisa, necesaria para la gestión energética de la instalación.

Inversión elegible: igual o superior a 30.000 € y máximo de 4.000.000 de €.                                                                                           Ratio económico-energético máximo: 14.501 € (inversión elegible)/tep (ahorro energía final)

 

El Cubo Verde participará en las IV Jornadas “Sistemas de autoconsumo con energía solar y biomasa”, FIGAN 2017.

Written by Maria Romero on . Posted in Blog, Eficiencia energética, Energia, financiación climática, Reducción de emisiones de CO2

El Cubo Verde participará  en 13a Feria Internacional de Producción Animal, FIGAN, que tendrá lugar los próximos días 28 a 31 de Marzo, en la Ciudad de Zaragoza.

Hemos sido invitados a participar por Ecoeficenter, empresa experta en energías renovables, promotora de las IV Jornadas “Sistemas de autoconsumo con energía solar y biomasa”.

En el marco de estas jornadas, hablaremos sobre “Nuevas Líneas de Ayudas y subvenciones para el ahorro y la eficiencia energética en el sector agroganadero”.

FIGAN 2017_PROGRAMA_IV JORNADAS ECOEFICENTER

Aprovecharemos la jornada, para presentar la nueva Convocatoria de Proyectos CLIMA 2017 del FES-CO2, la Huella de Carbono, las ayudas IDAE, y otras líneas de incentivos regionales.

Programa de las Jornadas:

FIGAN 2017 IV JORNADAS ENERGIA_ECOEFICENTER

 

 

El Cubo Verde participará en SI Bioenergía 2017 Zaragoza, el Salón Internacional de la Bioenergía

Written by Maria Romero on . Posted in Blog

Si Bioenergía 2017 Zaragoza, el Salón Internacional de la Bioenergía, celebrará este año su segunda edición, en las instalaciones del recinto ferial de la Feria de Zaragoza, entre los próximos días 28 al 31 de marzo de 2017.
El Cubo Verde participará en una jornada informativa sobre las líneas de ayudas y financiación, de alcance regional y nacional para este sector.
La feria celebra este año su segunda edición que coincidirá nuevamente con la Feria Internacional para la Producción Animal (FIGAN), después del éxito de 2015, donde participaron 883 expositores procedentes de 28 países y reunieron a 65090 profesionales.

SI Bioenergía 2017, será un certamen donde negocio e innovación en el sector de la biomasa y la bioenergía se dan la mano.

El sector de la biomasa volverá a ser protagonista indiscutible en Si Bioenergía 2017, marco sectorial de primer nivel para la promoción de la tecnología y la innovación en un mercado en expansión. La biomasa se ha convertido en una de las opciones energéticas más atractivas del momento. SIBioenergía 2017 se presenta como el mejor escenario posible para impulsar grandes oportunidades de negocio y en el punto de encuentro más idóneo para los profesionales del sector.

España ratifica el Acuerdo del Clima de París: la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética en España

Written by Maria Romero on . Posted in Blog

España ha depositado el instrumento de ratificación (16.01.2017) del Acuerdo de París, que entró en vigor el pasado mes de noviembre. El Acuerdo constituye el primera marco regulatorio internacional, específico para cambio climático, que persigue un modelo de sociedad  sostenible y “descarbonizada”, que abandone progresivamente el consumo de combustibles fósiles y logre frenar el aumento de la temperatura global del Planeta en 1,5 grados, con especial atención a los riesgos e impactos que el cambio climático está produciendo ya, especialmente en los países menos desarrollados, que son, además, los más vulnerables.

Con la entrada en vigor de este Acuerdo en la esfera internacional, en la nacional, sería de rigor,  agilizar la aprobación de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética en España. La necesidad apremiante de regular sobre uno de los mayores retos a los que se enfrenta la sociedad actual y las generaciones futuras, exige consensoambición y celeridad.  Requiere disponer, entre otros, de una batería de objetivos y medidas internas concretas, tanto en mitigación como en adaptación y su integración en todas las políticas sectoriales; precisa contar con músculo financiero inteligente (“Smart finance”) y ciertos mecanismos razonables de fiscalidad ambiental, así como propiciar las condiciones oportunas para mejorar la competitividad en innovación y tecnología. Sectores que a día de hoy, son lo suficientemente maduros, para reducir la intensidad energética en nuestro país, operar cambios sustanciales en los modelos de transporte, o mejorar la eficiencia en la gestión de recursos vitales como el agua.

Es clave, además, renovar la confianza inversora en el sector de las renovables, minado por políticas energéticas, cuando menos, desafortunadas en su planteamiento y en su ejecución: De hecho, las grandes marcas españolas, llevan tiempo consolidando su posición con grandes proyectos de renovables en el mercado exterior. Parece como si, a nivel doméstico, siguiéramos interesados en mantener un clientelismo que frena el potencial de crecimiento de las renovables (no se entiende desincentivar temas como el autoconsumo, el “impuesto al sol”, la falta de cuotas específicas para cada tecnología en las subastas de energías renovables, o el apoyo desigual a determinados recursos renovables).

Y hay apostar de una vez, y sin ambages, por la eficiencia energética. No tiene sentido seguir apoyando modelos energéticos obsoletos e infraestructura clásicas, de segunda generación, cuando actualmente, los países más avanzados de Europa llevan tiempo preparándose para una “Revolución energética”, que tendrá poco que ver con nuestro sistema actual (baste recordar que Alemania  en 2015, ya producía un 30% de la energía a partir de energías renovables, y que actualmente puede producir hasta el 50% de la energía eléctrica. Y no es el único en dar pasos en esta dirección: Escocia, Dinamarca, Holanda, Francia, etc.).

En España, ya hay algunos ejemplos de regulación regional sobre Cambio Climático: Cataluña, tiene su propio Proyecto de Ley de Cambio Climático, aprobado a primeros del año pasado, y Andalucía aprobó en septiembre un Anteproyecto, en el que se contemplan medidas como planes municipales de cambio climático, el régimen jurídico de la huella de carbono en productos y servicios, la integración de la adaptación al cambio climático en los instrumentos de planificación, y un Fondo de CO2.

El desafío al que nos enfrentamos requiere sentido común, compromiso, un esfuerzo global y cohesionado del sector público y privado, y de la sociedad en su conjunto. No hay recetas mágicas.