Nuevo Real Decreto 18/2019, de 25 de enero, por el que se desarrollan aspectos relativos a la aplicación del régimen de comercio de derechos de emisión de gases (RCDE) de efecto invernadero en el periodo 2021-2030.

Este sábado se ha publicado en el BOE, el nuevo Real Decreto 18/2019, de 25 de enero, por el que se desarrollan aspectos relativos a la aplicación del régimen de comercio de derechos de emisión de gases (RCDE) de efecto invernadero en el periodo 2021-2030. El RCDE, es el principal instrumento a nivel europeo para alcanzar el objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% respecto a los valores de 1990, como parte de la contribución de la Unión al Acuerdo de París, adoptado en 2015.

El Real Decreto es fruto de la transposición a la legislación nacional de la Directiva 2018/410, de 14 de marzo de 2018, del Parlamento Europeo y de Consejo de 14 de marzo de 2018, por la que se modifica la Directiva 2003/87/CE para intensificar las reducciones de emisiones de forma eficaz en relación con los costes y facilitar las inversiones en tecnologías hipocarbónicas, así como la Decisión (UE) 2015/1814.

El Real Decreto desarrolla aspectos procedimentales, de cara a la IV fase del RCDE, que entrará en vigor en 2021 y estará operativa hasta 2030. Concretamente, la nueva normativa regula determinados aspectos relativos a la asignación gratuita de derechos de emisión de gases de efecto invernadero de dicho periodo, el régimen de exclusión de instalaciones de pequeño tamaño y hospitales y de instalaciones que emiten menos de 2.500 toneladas para el periodo de asignación 2021-2025, así como las obligaciones de publicación en el ámbito del mecanismo de compensación de los costes indirectos de emisiones de gases de efecto invernadero.

La principal novedad, según destaca el propio Real Decreto, es la obligación de los titulares de instalaciones de elaborar un plan metodológico de seguimiento para el periodo de comercio 2021-2030, como herramienta para el seguimiento y notificación de los niveles de actividad en el marco de la asignación gratuita de derechos de emisión, que deberá ser aprobado por la autoridad competente. Este plan:

– cubrirá el seguimiento de los niveles de actividad, los flujos de energía, y las emisiones a nivel de subinstalación.

– describirá las acciones a llevar a cabo por parte del titular de la instalación, en relación con las metodologías de seguimiento de las variables mencionadas, de una manera lógica y simple, evitando la duplicación de esfuerzos y teniendo en cuenta los sistemas existentes en la instalación.

El Plan servirá como base para la recopilación y presentación de los datos necesarios para el cálculo de la asignación gratuita de derechos de emisión de los periodos de asignación 2021-2025 y 2026-2030, así como para la recopilación y presentación de los datos requeridos para ajustar la asignación gratuita.

Para el cálculo de la asignación gratuita durante el periodo 2021-2025, la Comisión Europea utilizará los parámetros de referencia o “Benchmarks”, calculados a partir de los datos facilitados por los titulares de las instalaciones sobre sus niveles de actividad de los años 2016-2017. A partir de esos datos, se calculará una tasa de reducción anual de los «Benchmarks» que tendrá un valor situado entre el 1,6 y el 0,2. Los valores de referencia se definirán en un acto de ejecución que se prevé adoptar en 2020 y en base a los mismos, se calculará la asignación preliminar de cada instalación.

Otra novedad de la nueva regulación se refiere al régimen de exclusiones:

– las instalaciones que fueron excluidas en el periodo de comercio 2013-2020 deben solicitar de nuevo la exclusión para el periodo 2021-2030, en el caso de que deseen continuar en régimen de exclusión.

– los Estados miembros podrán excluir del RCDE las instalaciones que hayan notificado a la autoridad competente emisiones inferiores a 25.000 toneladas equivalentes de dióxido de carbono y hospitales. Aunque estén excluidas del régimen de comercio, este tipo de instalaciones deben cumplir medidas consideradas equivalentes a la participación en el RCDE.

– Igualmente, se excluyen del RCDE, durante el periodo 2021-2025, las instalaciones con emisiones inferiores a las 2.500 toneladas equivalentes de dióxido de carbono. Los titulares de estas instalaciones mantienen obligaciones relativas al seguimiento y notificación de las emisiones, aunque de forma simplificada.

 

Maria Jesus Romero Olid
maria.romero@elcuboverde.com
No Comments

Post A Comment